Si vas a visualizar data desde tu celular, no hagas esto…

Si vas a visualizar data desde tu celular, no hagas esto…

En estos tiempos, muchos podríamos pensar que es más fácil y cómodo andar un celular que una computadora. Prácticamente ambas máquinas pueden hacer lo mismo. Ingresar a internet, enviar correos, comprar entradas al cine, pagar los servicios básicos… Todo lo que quieras, bueno, casi todo…

Porque si hay un campo en el que no da lo mismo una PC que un móvil es en el de las automatizaciones industriales. Así como una página web o un banner publicitario no se verá igual en un monitor de 30 pulgadas que en uno de 5, lo mismo ocurre con la información derivada de los proyectos de automatización.

Si estás interesado en tener, en todo momento y lugar, el control de variables importantes en tu proceso productivo, hoy te vamos a brindar una pequeña lista de malas prácticas que debes evitar a la hora de visualizar data desde tu celular.

Da lo mismo móvil que PC. Puede que el papel sí resista lo que le pongan, pero las pantallas móviles, difícilmente. Hay dibujos animados que se pueden observar maravillosos en una pantalla grande de PC, pero en una de celular, que es más pequeña y no permite hacer scroll, el resultado no va a ser el óptimo. Recuerda siempre aplicar el concepto de interfaces “responsives”; esto es, adaptables a dispositivos móviles.

Más es mejor. Esta mala práctica viene muy relacionada con la anterior. Podemos tener un diseño muy atractivo, con dibujos y gráficos de última generación, pero si está muy cargado, de nada nos va a servir porque quizás no se vea ni la mitad en tu celular. Mantenlo simple y minimalista. Con datos grandes y códigos de colores estándar. No te compliques ni le compliques la vida al usuario.

Cualquier celular sirve. Hoy en día, es cierto que casi cualquier teléfono celular, medianamente moderno, trae incorporado lo necesario para visualizar bien data. Pero, en este punto, sí aplica lo mismo que a una computadora. Si tu teléfono inteligente, ya no lo es tanto, debido a su limitada memoria, lentitud del procesador o cantidad de aplicaciones en desuso, entonces puede que necesites invertir en uno nuevo antes de descargarle una más de visualización que te lo haga colapsar.

No importa el tipo de información a visualizar. Claro que sí importa. Es más, es la pregunta del millón, lo primero que te debes saber antes de cualquier otra cosa. ¿Qué vamos a medir y cómo lo queremos ver? Listado de valores, dibujos, gráficos, widgets, reportes de tendencias, etc. Cualquiera que sea, debemos pensar en el que se ajuste mejor a nuestro dispositivo móvil.

Todas las herramientas se visualizan igual. Tenemos que tomar en cuenta las particularidades de cada herramienta que queremos someter a la explotación de datos –representación gráfica. El SCADA es técnico, ideal para el operario que conoce el proceso, mientras que el dashboard es más genérico, representativo y moderno. Y va dirigido principalmente a gerencias y mandos medios.

Si tomas en consideración estas malas prácticas y haces exactamente lo contrario, estarás más cerca de lograr una visualización móvil que te permitirá tener todo bajo control, dentro y fuera de tu lugar de trabajo.

Descarga nuestro e-book: El éxito de tu negocio desde la palma de la mano y aprende más sobre el apasionante mundo de la tecnología móvil aplicada a las automatizaciones industriales.

Los 5 errores que el Director de Proyecto debe evitar

Los 5 errores que el Director de Proyecto debe evitar

Sabemos que es de humanos equivocarse. Por más aplicados y esforzados que seamos en el desempeño de nuestras tareas cotidianas, inevitablemente se presentarán errores que, dependiendo de nuestra óptica, nos pueden doblegar o ayudar a mejorar.

La idea es que siempre podamos aprender de ellos, ya sea que estos se presenten en el ámbito personal o profesional.

Dado que no somos psicólogos ni coaches de vida, nos limitaremos a orientarte en lo segundo, específicamente si te desempeñas como Director de Proyecto o Project Manager (PM) de Automatización Industrial.

Aunque en el mundo de las automatizaciones los imprevistos son más comunes de lo que pensamos, te ahorraremos tiempo, trabajo y frustraciones, compartiéndote los cinco errores más comunes de los PM a fin de que no te pasen… o te pasen lo menos posible.

  1. Saltarse alguna fase: Recuerda que el Director de Proyecto es como el director de una orquesta. Y para que todos los músicos estén bien coordinados se deben cumplir con unas fases previas (ensayos, afinación de instrumentos…) Igual aplica para los Directores de Proyectos, quienes deben tener presente que antes de iniciar, deben dimensionar, diseñar, cotizar y presupuestar la solución que van a ofrecer al cliente.
  2. No seleccionar bien los proveedores: No queremos que ninguno de nuestros “músicos” desentone, por lo que conviene dedicarle tiempo a la búsqueda de los mejores proveedores que nos acompañarán en el proceso. Esta parte es fundamental coordinarla bien con el área comercial para que los oferentes se ajusten tanto al presupuesto como a las prioridades técnicas del proyecto. No queremos que lo barato salga caro.
  3. Desestimar el conocimiento y el trabajo en equipo. Un Director de Proyecto, por más bueno que sea, sólo no hace nada. El conocimiento de las demás áreas involucradas es indispensable. ¿Imagina lo que sucedería si dejamos la construcción de un edificio únicamente a ingenieros civiles y de mantenimiento? Ellos saben de diseño, pero poco o nada de automatizaciones. Puede que para ellos sea algo secundario y le asignen un presupuesto “ridículo” que obligará al Director de Proyectos a hacer “imposibles”. Lo mejor es el trabajo en equipo y la comunicación para evitar desagradables sorpresas.
  4. Enfocarse en las máquinas físicas. Cierto, son fundamentales, pero no podemos dejar de lado lo que las hará conectarse y funcionar correctamente: el software. Si llegamos a la ejecución sin haber realizado la estimación respectiva de los programas necesarios, estaremos frente a un grave error que nos costará caro.
  5. No presupuestar imprevistos. Puede sonar contradictorio, pero la mejor forma de evitar errores, es precisamente previendo que estos van a ocurrir. Por eso, un buen consejo es siempre incluir en el presupuesto una partida para imprevistos. Así cuando suceda, el PM tiene a qué echar mano para cubrir la solución que casi siempre es cara y urgente. Así que conviene estar preparados.

Ten presente estos errores “comunes” para evitar que te sucedan y logres, batuta en mano, que tu proyecto funcione como una melodiosa y afinada pieza musical. Si quieres conocer más sobre el rol estratégico y responsabilidades del PM te invitamos a descargar nuestro e-book: Lo que todo Director de Proyecto debe saber para una automatización exitosa.