Hay decisiones que no se pueden tomar de la noche a la mañana. El elegir el mejor protocolo de comunicación que se adapte a tu industria y necesidades, es una de ellas.

Si fuera tan fácil como escoger al proveedor de mayor experiencia o al que distribuye la mejor marca, tal vez si podrías decidir antes del amanecer, pero al entrar otros factores en juego, lo más recomendable es tomarse las cosas con calma.

Al final, se trata de la interoperabilidad real entre los sistemas, sin lo cual no habría comunicación, ni proyecto, ni industria que funcione…

Antes de elegir el protocolo que necesitas, hazte las siguientes preguntas que te servirán de guía para tomar la mejor decisión y evitar inconvenientes futuros.

 

¿Tengo que trabajar con sistemas ya definidos o puedo elegirlos desde cero?

 

En el primero de los casos, debes preguntarte qué tipo de protocolos usan los equipos y si los conoces bien. Si la respuesta es afirmativa, no hay problema, te ahorras este paso. De lo contrario, no queda más que aprender e investigar sobre los sistemas de control, PLCs y demás equipamiento que ya viene incorporado a las máquinas para saber cómo utilizarlos en tu industria.

 

¿Qué funcionalidades necesito?

 

La funcionalidad no se trata de una característica del protocolo, sino de un requisito final del usuario; está ligada a lo que este quiere lograr. Entonces debes conocer tus funcionalidades y si es posible cumplirlas con lo que tienes; o bien, qué características necesita el protocolo para cumplirlas. Por ejemplo, hay clientes que requieren enviar datos a una nube por protocolo MQTT; otros, disponer de un registro de SOE (Sequence of Events) que permite, en caso de algún incidente, consultar los históricos de eventos y reconstruir exactamente qué paso en cada momento.

 

¿Es realmente integrable e interoperable mi proyecto?

Debes determinar si el equipo cumple con estándares para poder ser integrable o si, por el contrario, será siempre una caja negra aislada sin necesidad de comunicarse.  Saber de antemano si el equipo convivirá con equipos de otras marcas, si será necesario integrarlas y si vas a requerir una plataforma unificada de supervisión te ayudarán a averiguarlo.

 

¿Qué capacidades de comunicación necesito?

 

Esto te ayuda a saber qué cosas o características necesitas para una comunicación eficaz. ¿Es necesario transmitir estampa de tiempo de datos? ¿Es necesario que las comunicaciones sean asíncronas? ¿Es necesario trabajar con mensajes espontáneos? Estas son algunas subpreguntas que te puedan conducir a resolver la interrogante principal sobre las capacidades.

 

¿Qué categoría de protocolo escoger?

 

Muy fácil. Público o defacto; nunca propietario. Los dos primeros son 100% integrables, fácilmente accesibles y con suficiente información sobre su uso correcto. En cambio, al propietario es mejor huirle por no ser integrable, totalmente inflexible y dependiente de su fabricante original.

 

La otra pregunta con que podríamos finalizar este artículo debería estar relacionada al tipo específico de protocolo a utilizar –OPC, IEC 60870, IEC 61850, Modbus, etc., pero como en ese sentido no existen reglas generales, sino que la decisión está condicionada al tipo de industria, mejor dejamos que seas tú y tu integrador de confianza los que responden esta última interrogante.

 

Todo lo demás que necesites saber sobre este tema y los pasos para tomar la mejor decisión, lo puedes encontrar en la Guía para elegir los mejores protocolos industriales. Descárgala y entérate sobre los factores a tomar en cuenta para que todas las máquinas y sistemas en tu proyecto se entiendan a la perfección en su idioma nativo.