¿Para qué sirven los protocolos de comunicación?

¿Para qué sirven los protocolos de comunicación?

No sólo los ingenieros, integradores y directores de proyectos utilizan los protocolos de comunicación industrial. Aunque suene extraño, hasta los niños pueden emplearlos, aunque no sean conscientes de ello.

 

Veamos algunos ejemplos de aplicación de estos idiomas universales que hacen posible la comunicación y el entendimiento entre máquinas, sistemas y softwares involucrados en los proyectos de automatización industrial.

 

  • Clave Morse: Desde 1830 era algo que ya se venía gestando a cargo del inventor estadounidense, Samuel Morse, quien creó el primer protocolo moderno para transmisión de información, conocido como clave Morse. Este consistía en señales eléctricas que representaban el abecedario y eran enviadas por cableado, vía telégrafo. Fue muy utilizado en las guerras de la época para distraer o confundir al adversario a través de variaciones o codificaciones que se le incorporaban.

 

  • Pronóstico del tiempo: Si no existieran los protocolos de comunicación industrial, no podríamos transmitir información de un sistema a otro. O sea, ni siquiera se podría conocer el pronóstico del tiempo, dado que el Servicio Meteorológico no tendría cómo recibir información de sus estaciones de medición del clima, ubicadas en medio del 0céano.

 

  • Sitios web: Tampoco podríamos hacer búsquedas en Internet. El TCP o HTTP (Hypertext Transfer Protocol) que leemos o escuchamos frecuentemente es lo que permite que nuestro navegador pueda comunicarse con los servidores de las páginas web, ubicados en cualquier parte del mundo.

 

  • Planta de energía: En la industria, los protocolos facilitan la interoperabilidad real entre los sistemas. Si yo gestiono una planta de energía necesito tener información no solo de la turbina, sino también de la subestación, el caudal del río, el nivel del embalse, la presión atmosférica, entre otros datos. Cada uno de estos elementos debe ser capaz de comunicarse a los sistemas SCADAS y de supervisión, reportes, dashboards, entre otros.

 

  • Juguetes: Pero, ¿por qué decíamos, en un principio, que hasta los niños usan protocolos de comunicación? La respuesta la encontramos en un simple pero divertido juguete como un carro a control remoto. El auto contiene un motor accionado por un microchip que recibe una señal desde el control remoto, el cual, a su vez, tiene un transmisor de radio frecuencia. Cuando el niño le da al botón de girar o acelerar lo que está haciendo es enviar una señal o impulso eléctrico al receptor de radiofrecuencia del microchip que se encarga de accionar el motor del carro.

 

Suena complicado en la teoría, pero en la práctica funciona de manera simple. Como vemos, un protocolo de comunicación consiste en cualquier mecanismo utilizado para comunicar dispositivos, desde lo más sencillo, hasta lo más complejo.

 

Si deseas conocer más sobre este tema, te invitamos a descargar nuestro e-book, donde te ampliamos detalles sobre la historia, tipos de protocolos, funcionalidades, entre otros aspectos relevantes que te serán de suma utilidad para entender cómo funciona este idioma universal en la industria.

Lo que nunca debes olvidar al elegir tu software SCADA

Lo que nunca debes olvidar al elegir tu software SCADA

Resultados masivos en Google, decenas de marcas en el mercado, cientos de funcionalidades disponibles. De entrada, puede resultar abrumador y confuso elegir el mejor software SCADA para tu proyecto de automatización.

Pero las cosas se simplifican sobremanera si sabes lo que tienes y lo que quieres. Conocer tus necesidades puntuales y las funcionalidades que te permitirán solventarlas es la clave del éxito a la hora de tomar decisiones.

Existen muchas marcas y tipos de SCADA, pero ninguno te funcionará bien si ignoras estos aspectos fundamentales en el proceso de adquirir el ideal para tu industria.

 

  • Define los requerimientos del proyecto: ¿Qué es exactamente lo que necesitas? ¿Qué quieres resolver? ¿A qué le darás prioridad, al soporte, la asesoría o la cercanía?

 

  • Haz un documento de especificación: Es un documento de diseño con los detalles técnicos y alcances del proyecto. Por ejemplo:

 

  • Funcionalidades: ¿Quieres tener acceso al SCADA desde Android o IOS? ¿Qué me mande correos o reportes semanales? ¿Conectarlo con el sistema ERP? No todos los SCADA tienen la misma funcionalidad.
  • Características: Si para ti lo más importante es que te permita el acceso desde Android o IOS, entonces el SCADA debe tener la característica que cumpla esa funcionalidad. Además, hay SCADAS que solo funcionan para Windows, mientras otros funcionan para Linux; algunos usan licencias de desarrollo como cobro extra, mientras otros las incluyen, entre otras características.
  • ¿Qué me entregará el integrador?: Dejarlo claro desde un principio para que le sirva de guía al integrador durante el proceso y, al final, entregue un producto de calidad que cumpla tus expectativas.

 

  • Elegir el SCADA: Ya con esto claro llega la hora de elegir el SCADA que mejor se ajuste al documento diseñado elaborado previamente. Existen cientos de tipos y marcas de software, entre ellas Schneider, Siemens, Wonderware, Emerson, Honeywell y Rockwell. No te dejes engañar por nombres o años de experiencia. Puede ser que la marca menos conocida o más reciente sea la que mejor haya evolucionado para responder a la funcionalidad que buscas.

 

  • Valor agregado. Más allá de la solución técnica que ofrecen, hoy la competencia se centra más en la calidad del servicio, soporte, capacidad de respuesta, o cercanía geográfica.
  • Precio: Aunque no lo parezca, de todo, esto es lo menos relevante. Si nos vamos por precio, es probable que castiguemos el proyecto y seamos testigos de que lo barato sale caro.

 

  • Seleccionar al integrador: Y, por último, pero no menos importante (de hecho, es lo más importante) seleccionar muy bien el integrador que implementará el sistema. Normalmente los errores no se presentan escogiendo un SCADA, sino eligiendo al integrador equivocado. Alguien muy bueno puede entregar un excelente resultado con un SCADA promedio, pero alguien muy malo entregará un desastre con el SCADA que sea.

 

Ten presente estos consejos y te aseguramos que las probabilidades de éxito en tu proyecto de automatización serán altamente favorables. Si aún tienes dudas y quieres ampliar sobre el tema, te invitamos a descargar la Guía sobre cómo elegir el mejor software SCADA. ¡Te ayudará a tomar la mejor decisión!

 

Las principales ventajas del protocolo OPC

Las principales ventajas del protocolo OPC

Los proyectos de automatización no solo comparten el objetivo de mejorar la productividad y la eficiencia de las Plantas. Otro rasgo en común que no conoce de fronteras ni sectores industriales, es el protocolo de comunicación que utilizan para lograrlo. Conocido desde hace 20 años como OPC, se trata de un protocolo estándar de comunicación en el campo de control y supervisión de procesos industriales que es usado prácticamente por todas las industrias del mundo.

Consiste en un software de conectividad que hace posible que muchas máquinas y sistemas de control puedan hablarse entre sí y compartir información, sin importar la marca, el fabricante o la tecnología.

Aunque en un principio se le cuestionó su aplicación solo en entornos Windows y el cobro de cargos adicionales por concepto de uso de las licencias, lo cierto es que esta es una tecnología madura y de efectividad reiteradamente comprobada.

Estas son algunas de las principales ventajas del protocolo OPC.

No hay que inventar el agua tibia. En dos décadas, son tantos los recursos invertidos en investigación, mejoras y desarrollo que no es necesario empezar de cero. Detrás de cada necesidad que se presente en tu industria, existen miles de compañías que ya han pasado por la misma situación y la han resuelto exitosamente, incluyendo “peces gordos” como Siemens, ABB, Emerson y Honeywell.

Experiencia comprobada: Matrikon realiza en Latinoamérica no menos de 400 instalaciones nuevas cada año. Y si le sumamos otras marcas igual de fuertes, se estiman en más de 1.000 el total de instalaciones de soluciones OPC que se realizan en la región al año. En definitiva, una tecnología ampliamente probada y comprobada.

Reglas del juego uniformes: Se encuentra regulada internacionalmente por la OPC Foundation, lo que significa que las reglas del juego son las mismas para todas las industrias, independientemente del sector y país donde operen.

Tecnología responsiva: Los servidores que permiten el funcionamiento del OPC han evolucionado para adaptarse a los tiempos modernos y hoy es posible adaptarlo a dispositivos móviles como celulares, tablets o microchips. Prácticamente cualquier procesador sirve y entiende la tecnología.

Libertad de elección: En sus proyectos, el usuario ya no depende de una única marca. Partiendo del hecho de que marcas y fabricantes distintos pueden operar normalmente entre sí –a esto se le conoce como interoperabilidad-, el cliente goza de mayor libertad a la hora de elegir los equipos que mejor se adapten a sus necesidades.

Si quieres saber las ventajas, funcionabilidad, y ejemplos reales de uso del OPC, te invitamos a descargar nuestro e-book -Entendiendo el OPC: el idioma oficial de la industria- y conocer más sobre este lenguaje universal aplicado a las automatizaciones industriales.

Si vas a visualizar data desde tu celular, no hagas esto…

Si vas a visualizar data desde tu celular, no hagas esto…

En estos tiempos, muchos podríamos pensar que es más fácil y cómodo andar un celular que una computadora. Prácticamente ambas máquinas pueden hacer lo mismo. Ingresar a internet, enviar correos, comprar entradas al cine, pagar los servicios básicos… Todo lo que quieras, bueno, casi todo…

Porque si hay un campo en el que no da lo mismo una PC que un móvil es en el de las automatizaciones industriales. Así como una página web o un banner publicitario no se verá igual en un monitor de 30 pulgadas que en uno de 5, lo mismo ocurre con la información derivada de los proyectos de automatización.

Si estás interesado en tener, en todo momento y lugar, el control de variables importantes en tu proceso productivo, hoy te vamos a brindar una pequeña lista de malas prácticas que debes evitar a la hora de visualizar data desde tu celular.

Da lo mismo móvil que PC. Puede que el papel sí resista lo que le pongan, pero las pantallas móviles, difícilmente. Hay dibujos animados que se pueden observar maravillosos en una pantalla grande de PC, pero en una de celular, que es más pequeña y no permite hacer scroll, el resultado no va a ser el óptimo. Recuerda siempre aplicar el concepto de interfaces “responsives”; esto es, adaptables a dispositivos móviles.

Más es mejor. Esta mala práctica viene muy relacionada con la anterior. Podemos tener un diseño muy atractivo, con dibujos y gráficos de última generación, pero si está muy cargado, de nada nos va a servir porque quizás no se vea ni la mitad en tu celular. Mantenlo simple y minimalista. Con datos grandes y códigos de colores estándar. No te compliques ni le compliques la vida al usuario.

Cualquier celular sirve. Hoy en día, es cierto que casi cualquier teléfono celular, medianamente moderno, trae incorporado lo necesario para visualizar bien data. Pero, en este punto, sí aplica lo mismo que a una computadora. Si tu teléfono inteligente, ya no lo es tanto, debido a su limitada memoria, lentitud del procesador o cantidad de aplicaciones en desuso, entonces puede que necesites invertir en uno nuevo antes de descargarle una más de visualización que te lo haga colapsar.

No importa el tipo de información a visualizar. Claro que sí importa. Es más, es la pregunta del millón, lo primero que te debes saber antes de cualquier otra cosa. ¿Qué vamos a medir y cómo lo queremos ver? Listado de valores, dibujos, gráficos, widgets, reportes de tendencias, etc. Cualquiera que sea, debemos pensar en el que se ajuste mejor a nuestro dispositivo móvil.

Todas las herramientas se visualizan igual. Tenemos que tomar en cuenta las particularidades de cada herramienta que queremos someter a la explotación de datos –representación gráfica. El SCADA es técnico, ideal para el operario que conoce el proceso, mientras que el dashboard es más genérico, representativo y moderno. Y va dirigido principalmente a gerencias y mandos medios.

Si tomas en consideración estas malas prácticas y haces exactamente lo contrario, estarás más cerca de lograr una visualización móvil que te permitirá tener todo bajo control, dentro y fuera de tu lugar de trabajo.

Descarga nuestro e-book: El éxito de tu negocio desde la palma de la mano y aprende más sobre el apasionante mundo de la tecnología móvil aplicada a las automatizaciones industriales.

Los 5 errores que el Director de Proyecto debe evitar

Los 5 errores que el Director de Proyecto debe evitar

Sabemos que es de humanos equivocarse. Por más aplicados y esforzados que seamos en el desempeño de nuestras tareas cotidianas, inevitablemente se presentarán errores que, dependiendo de nuestra óptica, nos pueden doblegar o ayudar a mejorar.

La idea es que siempre podamos aprender de ellos, ya sea que estos se presenten en el ámbito personal o profesional.

Dado que no somos psicólogos ni coaches de vida, nos limitaremos a orientarte en lo segundo, específicamente si te desempeñas como Director de Proyecto o Project Manager (PM) de Automatización Industrial.

Aunque en el mundo de las automatizaciones los imprevistos son más comunes de lo que pensamos, te ahorraremos tiempo, trabajo y frustraciones, compartiéndote los cinco errores más comunes de los PM a fin de que no te pasen… o te pasen lo menos posible.

  1. Saltarse alguna fase: Recuerda que el Director de Proyecto es como el director de una orquesta. Y para que todos los músicos estén bien coordinados se deben cumplir con unas fases previas (ensayos, afinación de instrumentos…) Igual aplica para los Directores de Proyectos, quienes deben tener presente que antes de iniciar, deben dimensionar, diseñar, cotizar y presupuestar la solución que van a ofrecer al cliente.
  2. No seleccionar bien los proveedores: No queremos que ninguno de nuestros “músicos” desentone, por lo que conviene dedicarle tiempo a la búsqueda de los mejores proveedores que nos acompañarán en el proceso. Esta parte es fundamental coordinarla bien con el área comercial para que los oferentes se ajusten tanto al presupuesto como a las prioridades técnicas del proyecto. No queremos que lo barato salga caro.
  3. Desestimar el conocimiento y el trabajo en equipo. Un Director de Proyecto, por más bueno que sea, sólo no hace nada. El conocimiento de las demás áreas involucradas es indispensable. ¿Imagina lo que sucedería si dejamos la construcción de un edificio únicamente a ingenieros civiles y de mantenimiento? Ellos saben de diseño, pero poco o nada de automatizaciones. Puede que para ellos sea algo secundario y le asignen un presupuesto “ridículo” que obligará al Director de Proyectos a hacer “imposibles”. Lo mejor es el trabajo en equipo y la comunicación para evitar desagradables sorpresas.
  4. Enfocarse en las máquinas físicas. Cierto, son fundamentales, pero no podemos dejar de lado lo que las hará conectarse y funcionar correctamente: el software. Si llegamos a la ejecución sin haber realizado la estimación respectiva de los programas necesarios, estaremos frente a un grave error que nos costará caro.
  5. No presupuestar imprevistos. Puede sonar contradictorio, pero la mejor forma de evitar errores, es precisamente previendo que estos van a ocurrir. Por eso, un buen consejo es siempre incluir en el presupuesto una partida para imprevistos. Así cuando suceda, el PM tiene a qué echar mano para cubrir la solución que casi siempre es cara y urgente. Así que conviene estar preparados.

Ten presente estos errores “comunes” para evitar que te sucedan y logres, batuta en mano, que tu proyecto funcione como una melodiosa y afinada pieza musical. Si quieres conocer más sobre el rol estratégico y responsabilidades del PM te invitamos a descargar nuestro e-book: Lo que todo Director de Proyecto debe saber para una automatización exitosa.