En estos tiempos, muchos podríamos pensar que es más fácil y cómodo andar un celular que una computadora. Prácticamente ambas máquinas pueden hacer lo mismo. Ingresar a internet, enviar correos, comprar entradas al cine, pagar los servicios básicos… Todo lo que quieras, bueno, casi todo…

Porque si hay un campo en el que no da lo mismo una PC que un móvil es en el de las automatizaciones industriales. Así como una página web o un banner publicitario no se verá igual en un monitor de 30 pulgadas que en uno de 5, lo mismo ocurre con la información derivada de los proyectos de automatización.

Si estás interesado en tener, en todo momento y lugar, el control de variables importantes en tu proceso productivo, hoy te vamos a brindar una pequeña lista de malas prácticas que debes evitar a la hora de visualizar data desde tu celular.

Da lo mismo móvil que PC. Puede que el papel sí resista lo que le pongan, pero las pantallas móviles, difícilmente. Hay dibujos animados que se pueden observar maravillosos en una pantalla grande de PC, pero en una de celular, que es más pequeña y no permite hacer scroll, el resultado no va a ser el óptimo. Recuerda siempre aplicar el concepto de interfaces “responsives”; esto es, adaptables a dispositivos móviles.

Más es mejor. Esta mala práctica viene muy relacionada con la anterior. Podemos tener un diseño muy atractivo, con dibujos y gráficos de última generación, pero si está muy cargado, de nada nos va a servir porque quizás no se vea ni la mitad en tu celular. Mantenlo simple y minimalista. Con datos grandes y códigos de colores estándar. No te compliques ni le compliques la vida al usuario.

Cualquier celular sirve. Hoy en día, es cierto que casi cualquier teléfono celular, medianamente moderno, trae incorporado lo necesario para visualizar bien data. Pero, en este punto, sí aplica lo mismo que a una computadora. Si tu teléfono inteligente, ya no lo es tanto, debido a su limitada memoria, lentitud del procesador o cantidad de aplicaciones en desuso, entonces puede que necesites invertir en uno nuevo antes de descargarle una más de visualización que te lo haga colapsar.

No importa el tipo de información a visualizar. Claro que sí importa. Es más, es la pregunta del millón, lo primero que te debes saber antes de cualquier otra cosa. ¿Qué vamos a medir y cómo lo queremos ver? Listado de valores, dibujos, gráficos, widgets, reportes de tendencias, etc. Cualquiera que sea, debemos pensar en el que se ajuste mejor a nuestro dispositivo móvil.

Todas las herramientas se visualizan igual. Tenemos que tomar en cuenta las particularidades de cada herramienta que queremos someter a la explotación de datos –representación gráfica. El SCADA es técnico, ideal para el operario que conoce el proceso, mientras que el dashboard es más genérico, representativo y moderno. Y va dirigido principalmente a gerencias y mandos medios.

Si tomas en consideración estas malas prácticas y haces exactamente lo contrario, estarás más cerca de lograr una visualización móvil que te permitirá tener todo bajo control, dentro y fuera de tu lugar de trabajo.

Descarga nuestro e-book: El éxito de tu negocio desde la palma de la mano y aprende más sobre el apasionante mundo de la tecnología móvil aplicada a las automatizaciones industriales.